Noticias

La otra imagen del paraíso

Desde el aire, una joya verde flota con serenidad en el interminable océano azulado. De más cerca, se ven las playas blancas y doradas que surgen de aguas turquesas para enclavarse contra picos montañosos cubiertos de sonoras palmeras. Es necesario recorrer el territorio para comenzar a descubrir algunas de las sesenta especies de orquídeas ocultas entre el follaje, y no olvidemos las inmensos nenúfares y los preciados árboles de ébano.

Bienvenidos a Mauricio, donde la belleza de la naturaleza es deslumbrante y es casi imposible describirla sin caer en lugares comunes.

Cada año, un millón de turistas llega hasta este remoto afloramiento volcánico, ubicado en el Océano Índico, a unos 2400 kilómetros de la costa oriental del continente africano. Los visitantes pasan una semana o diez días tomando sol, practicando el buceo, paseando en catamarán, o probando el roti (tortilla de harina de trigo) en un puesto de comidas frente al hotel. Regresan a sus hogares con memorias felices, tostados por el sol, y con las cámaras repletas de imponentes imágenes. Quizá sueñen con regresar nuevamente a visitar la isla… o aun jubilarse en este aparente paraíso en la tierra.

Perder el rumbo

Al igual que muchos destinos similares, sin embargo, la realidad de la vida para los residentes locales —no importa cuán hermosos sean los alrededores— puede ser muy diferente de la experiencia de los turistas.

“Debido al rápido desarrollo económico, han surgido muchos problemas —dice Mahen Neeliah, director de medios y comunicación de la Asociación de Mauricio—. A menudo, estos problemas tienen que ver con las familias. Las madres trabajan y se ausentan del hogar durante más de doce horas diarias, los padres también llegan tarde a casa y, después de la escuela, los niños andan por su cuenta. Sin la supervisión de los padres, muchos niños pierden el rumbo. Los padres sienten que están perdiendo el control de sus hijos e hijas, y estamos viendo problemas con las drogas y el alcohol entre los estudiantes de secundaria”.

El pequeño número de adventistas se encuentra activo en evangelismo, pero dejar una marca se hace difícil debido a la gran variedad de idiomas y culturas, sin olvidar las presiones internas dentro de las comunidades étnicas. Aproximadamente la mitad de la población es hindú; esto incluye a las comunidades religiosas telugu, marathi y tamil. Una cuarta parte es católica, y a esto le sigue una importante presencia musulmana. Aunque las diferentes culturas existen mayormente en armonía, las divisiones religiosas aún son muy Fuertes.

los niños están desarrollando conocimientos informáticos a una edad temprana, de manera que pensamos: ‘Por qué no explorar este método de contacto’

“En general, la gente que suele asistir a nuestras reuniones de evangelización y se une a la Iglesia Adventista ya proviene de un trasfondo cristiano —dice Neeliah—. Nos cuesta mucho alcanzar a los hindúes. En Mauricio, existe la presuposición de que cuando un hindú se convierte pasa  a ser un criollo, es decir, mitad y mitad. El hindú comenzará a comer carne de vaca, algo considerado impuro, y esto tiene una connotación negativa”.

Otro grupo que presenta un gran desafío es la comunidad china. “Son mayormente un círculo cerrado y privado —dice Neeliah—. Hemos tratado de motivar a los chinos adventistas para que se acerquen a otros chinos, pero ese tipo de miembros es escaso, y ellos se han mostrado dubitativos a la hora de aventurarse en esa dirección”.

IMG_7305

Nuevos caminos para la testificación

En el último par de años, los líderes adventistas comenzaron a ver una posible solución, algo que está poniendo a Mauricio a la vanguardia del evangelismo moderno.

A comienzos de 2014, el gobierno lanzó un ambicioso programa nacional llamado el Proyecto Tableta PC Mauricio. Comenzó a distribuir más de 26 mil tabletas a todos los educadores y estudiantes del décimo grado. Las tabletas tienen contenidos en varias asignaturas específicas —francés, inglés, matemática y otras— y se están desarrollando recursos adicionales en línea.

La Iglesia Adventista vio el potencial de usarla de otra manera: para compartir el evangelio por medio de transmisiones por Internet. Neeliah dice: “En la mayoría de las casas, hay al menos una computadora, y los niños están desarrollando conocimientos informáticos a una edad temprana. Llegan de la escuela a sus casas, e inmediatamente van a Facebook, de manera que pensamos: ‘Por qué no explorar este método de contacto’”.

Nace una nueva emisora

Neeliah y otros líderes comenzaron a trabajar con Radio Mundial Adventista para desarrollar planes de un estudio en la sede de la asociación. Con el debido tiempo, se pidió y envió los equipos de grabación, y un consultor técnico —Martin Sims, de la Compañía Blue Cow— llegó desde Sudáfrica para instalarlos. “Fue una semana frenética la que pasamos con Martin —dice Neeliah—. Es un gran trabajador, que conoce su área de trabajo. Se ocupó de los más mínimos detalles de las conexiones de los equipos, y dedicó el tiempo necesario para aclararnos todas las cosas”.

Cuando comenzó la capacitación, se registraron 35 participantes de diferentes grupos etarios. Provenían de quince iglesias, y también de la sede de la asociación, e incluían una combinación de voluntarios y pastores. Los capacitados tuvieron el privilegio de ser instruidos por expertos del área: Sims explicó con claridad las funciones de cada parte del equipo; Marc Etive, director de la Sociedad Bíblica de Mauricio, coordinó una sesión sobre el criollo oral según el Nuevo Testamento en criollo de Mauricio; y la periodista Annick Rivet guió a los participantes a lo largo del proceso de preparar segmentos de programación.

La función de Radio Mundial Adventista es absolutamente fundamental. Es como el aire acondicionado en un día de calor: es algo que hay que tener.

En la inauguración del estudio, Delbert Baker, vicepresidente de la Asociación General, expresó: “La función de Radio Mundial Adventista es absolutamente fundamental. Es como el aire acondicionado en un día de calor: es algo que hay que tener. Es asombroso que en países donde no hay ninguna presencia adventista, vemos que hay un ministerio único que puede hacer AWR, un ministerio que no puede ser equiparado con ningún otro”.

Todos estamos conectados

La Radio Web de AWR Mauricio está comenzando de a poco. Los miembros del equipo están produciendo programas diarios de treinta minutos en criollo, la lengua local (conocida también como “francés quebrado”), y bhoyapurí (“hindi quebrado”). “Nuestros oyentes se conectarán durante media hora con el mensaje del evangelio —dice Neeliah—. Esperamos extender la cantidad de tiempo gradualmente, según los aportes de los oyentes y la disponibilidad de voluntarios”.

Estos productores, aunque son sumamente nuevos en el ministerio radial, son conscientes de la necesidad de presentar programas que sean relevantes para sus oyentes meta, quienes en este caso son más jóvenes que la mayoría de las audiencias usuales de AWR en otros países. “Muy a menudo, cuando los niños regresan a casa desde la escuela, solo se dedican a mirar dibujos animados —dice Neeliah—. Es por ello que trataremos de cubrir temas de la adolescencia, de niños, y adaptar nuestros contenidos a sus necesidades e intereses”.

Mauritius girlLos programas se encuentran disponibles a través del sitio web de Radio Mundial Adventista, así como en iTunes, de manera que sus mensajes de esperanza y sanación llegarán mucho más allá de las playas de esta pequeña isla a los oyentes de Mauricio y a otros de cualquier otro lugar del mundo. Al llegar a ser parte de la extensa colección de podcasts de AWR, los productores también pueden invitar a los oyentes a una gama mucho más amplia de posibilidades. El plan es promover enlaces en francés, inglés, hindi, télugu, tamil, marathi, mandarín y otros idiomas allí en el sitio web

En un último ejemplo de cuán interconectado está el mundo, Daryl Gungadoo, ingeniero global de Radio Mundial Adventista, que fue la fuerza motivadora detrás de la creación del sistema de podcasts de AWR, es oriundo de Mauricio. (Ahora trabaja desde la sede regional de AWR en Inglaterra). Hoy día, es su visión y talentos lo que está haciendo posible que sus compatriotas —tanto de su país natal como del extranjero—, escuchen las buenas nuevas del amor de Dios en su idioma natal.

“Siempre me he sentido responsable de los grupos aún no alcanzados de personas —dice Gungadoo—. Muy a menudo, asumimos que si ya hay presencia adventista en el país, este deja de ser un campo misionero. Con los años, he cambiado mi perspectiva en este punto, en especial cuando veo la distribución actual de la audiencia de podcasts de AWR. Me entusiasma saber que Radio Mundial Adventista considera su plataforma de ofertas en línea un elemento central de su ministerio”.

 

Mother and child listening to radio in front of simple home.

Ayude a que AWR ejerza un impacto significativo en más personas de todo el mundo

haga una donación